NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Alarma en Roma por la situación de la compañía

“Alitalia: un auténtico problema de Estado”

El problema más serio de la compañía es que se le acaba el dinero, puesto que cada día que pasa pierde medio millón de euros
La crisis no se parece para nada a la de Iberia porque en Italia hay una diferencia: su aerolínea es considerada estratégica para el Estado

“Alitalia: problema de Estado”. Es el titular más importante de la edición del domingo del diario más importante de Roma, La Repubblica. Un indicador de la gravedad de la situación en la que se encuentra la compañía de bandera italiana que lleva de cabeza al gobierno y preocupa a la sociedad.

 

alitaliatresLa crisis no se parece para nada a la de Iberia, en su momento, porque en Italia hay una diferencia profunda y fundamental: su aerolínea es considerada estratégica para el Estado –pese a que cada día tiene menor cuota de mercado– y por lo tanto los sindicatos presionan esperando la intervención pública, permitida en la legislación.

 

Pero todo esto da igual: el problema más serio de la compañía es que se le acaba el dinero, puesto que cada día que pasa pierde medio millón de euros. Se hablaba de marzo, para que se quede sin dinero. Lo que es seguro es que en Semana Santa no podrá pagar el combustible, porque no tiene quien le preste más dinero que, por supuesto, con la situación actual equivale a tirarlo.

 

Ahora en Roma se habla de la intervención del Gobierno, con una administración controlada. Da igual, el Gobierno en medio.

 

Ya se imaginan, con estas declaraciones en los medios, con qué moral trabaja la dirección de la compañía para presentar un plan de futuro. En estos momentos, KPMG, la consultora, está diseñando la operación financiera y Roland Berger está trabajando en el modelo, todo bajo la dirección del australiano, Cramer Ball, que dirige Alitalia. Ese plan se entregará al Gobierno, accionistas y sindicatos en breve –no es la primera vez que se dice que está casi acabado–, pero inmediatamente hay que conseguir la aprobación de la banca, para que suelte el dinero.

 

Las versiones que circulan dibujan este panorama: un reducción del gasto de unos 160 millones de euros para 2017. Parece que la banca no se contenta con este escenario, sobre todo porque ha trascendido que la venta de billetes está cayendo (¿compraría usted viajes con una aerolínea que en Semana Santa puede dejar de volar?). Un aumento de las ventas de 100 millones, por ejemplo, supondría un alivio fundamental para las arcas de la compañía.

 

El tema delicado son los despidos. Se habla de entre 1.600 y 2.000, pero esto es rechazado por los sindicatos, mientras que el Gobierno es ambiguo y difuso en este terreno.

 

Este lunes la compañía resolvió un conflicto menor con los sindicatos en relación con el convenio colectivo. En cualquier otra aerolínea, sería un triunfo; en Alitalia, donde no está garantizado el mañana, ha sido un pequeño respiro. El tiempo se acaba y las portadas de los diarios permiten entender el nerviosismo en Roma. No es para menos.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que el vicepresidente Pablo Iglesias mejorará los viajes del Imserso?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies