NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Etiopía quiere mantener a los americanos alejados de esta investigación

737 Max: otra ‘guerra’ en la sombra para analizar las cajas negras

Los intereses que se pueden mover alrededor del accidente del avión de Ethiopian Airlines son simplemente enormes. Algo se puede deducir del insólito e infrecuente espectáculo que se organizó ayer a última hora cuando varios países han estado discutiendo quién analizaría las cajas negras de este avión accidentado que Etiopía dice no estar en condiciones de analizar.
A media tarde del miércoles, el ministro etíope encargado de la investigación dijo que “por razones de rapidez y de cercanía, preferían enviar las cajas negras a Europa”. Finalmente ha sido Francia la que ha recibido las cajas negras para analizar lo ocurrido Etiopía quiere mantener a los americanos alejados de esta investigación, como ha informado preferente.com (Francia tiene las cajas negras del avión de Ethiopian para investigar qué ocurrió).


Avanzada la tarde, Germout Freitag, un portavoz de la organización alemana encargada de investigar accidentes aéreos declaró que las autoridades etíopes le pidieron analizar las cajas negras pero, insólito, Alemania responde que no está preparada para hacer análisis de este tipo.

En medio de una gran polémica en las redes sociales y en los foros de especialistas por la poca credibilidad que tiene la postura alemana, co-fabricante en Hamburgo de los aviones Airbus, la autoridad de aviación de Etiopía dijo que en breve anunciaría a qué país enviaría las cajas, si el Reino Unido o Francia o, incluso, la propia EASA, la agencia europea.

Igualmente, en esos momentos se supo que la NTSB, el organismo estadounidense especializado en la investigación de accidentes aéreos estaba presionando para que sean sus expertos quienes examinen estas cajas negras y desvelen su contenido, el cual, según el Wall Street Journal, estaría “dañado parcialmente”.

El Wall Street Journal publicaba que los etíopes preferían que fueran los británicos quienes estudien las cajas negras, lejos de los americanos, debido a que es el país fabricante del avión.
El asunto es muy delicado por el dinero que hay en juego, una vez todo el mundo, excepto Estados Unidos, han paralizado la operación de estos aviones. Según la prensa francesa, cuatro pilotos habrían emitido informes preocupantes sobre hechos ocurridos en sus aviones de este modelo, después de la caída del avión de Lion Air.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

El factor humano es seguramente en lo que se van a apoyar Boeing, ya que posiblemente tb pueda haber jugado un papel muy importante, independientemente del problema técnico o fallo del mcas que lo hay y no tengo ninguna duda, un avion no se va asi pq sí y se daría una situación de emergencia impresionante, pero que pudiera haberse resuelto mal, no sé hablo desde mi ignorancia, pero una compañía como Boeing y lo que se juega no va a aceptar reconocerlo, parece que todo el mundo espere que se pronuncie y se flagele en publico, no lo va a hacer..

La postura de los etíopes, tiene lógica.
Pero Francia, es parte interesada, como Alemania y hasta cierto punto España.
Inglaterra, se decidiría indefectiblemente a favor de sus primos.
La verdad, es complicado aquí buscar un dictamen imparcial y que lo parezca.
Que los de Seattle, le van a echar la culpa a los pilotos, está claro.
“Sotto voce” he escuchado en círculos de Boeing, que solo les pasó a esas dos compañías y ahí, se van a aferrar como lobos al cuello.
Ellos, insisten y dicen acreditar que emitieron los pertinente boletines de emergencia.
La polémica está servida.

Despues de lo visto los norteamericanos han perdido toda credibilidad. Anteponen su negocio a la seguridad.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Le gustaría que Air Europa se acabe mudando a la T4 de Barajas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies