NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Es la 'TripAdvisor' de los Recursos Humanos

Una web airea la vida interna de las empresas turísticas

Muestra información sobre salarios, condiciones de trabajo o valoraciones de los CEO según las opiniones anónimas de sus trabajadores
Fundada por dos profesionales del turismo, incluye entre 740.000 empresas a compañías españolas y pronto llegará su versión en castellano

Glassdoor. Su nombre lo dice todo: la comunidad profesional más transparente del mundo que permite husmear en el interior de una empresa antes de haber puesto un pie dentro. ¿Cómo?, gracias a millones de reseñas anónimas de empleados reales y candidatos. Todavía no ha llegado a España, pero esta herramienta ya es un referente en el sector turístico, donde las compañías se ‘espían’ entre sí para comprobar si son mejor valoradas que sus competidores y qué puntuación tienen sus CEO. Se la conoce como el TripAdvisor de los Recursos Humanos. Aunque la web no tenga su versión española, las principales empresas turísticas nacionales sí figuran en la plataforma. Y las empresas españolas las visitan a menudo.

Tiene sus defensores y detractores. Ayuda a encontrar candidatos verdaderamente informados, pero también se la tilda de ofrecer informaciones sesgadas de trabajadores amargados o bien pagadas y ‘coladas’ por las propias empresas. Es lo que tiene el anonimato de los comentarios.

Los fundadores de Glassdoor, con sede en Mill Valley, en California, son Robert Hohman, CEO, y Tim Besse, asesor estratégico. Los dos provienen de Expedia. Hohman era el presidente de Hotwire, división de viajes de descuento de Expedia y miembro del equipo creador de la OTA. Empezó su carrera en Microsoft. Mientras, Besse fue director de Gestión de Productos y Marketing  Online en Asia Pacífico y estuvo a cargo de Hotels.com, también en Asia. El resto de su equipo directivo procede de Linkedin, eBay, Facebook, Cisco o The Cato Institute, por ejemplo.

Ya está presente, además de en Estados Unidos, en Alemania, Austria, Alemania, Bélgica, Canadá, Francia, India, Irlanda, Países Bajos, Reino Unido y Suiza. Los mercados latinos siguen pendientes. En su versión en español se anuncia escuetamente que “próximamente” aterrizará en España y la web remite a la principal: glassdoor.com. La compañía nació en 2007, y se lanzó públicamente al año siguiente. Sin duda la España de la crisis no ha sido una buena época para su desembarco, pues destaca por las oportunidades que ofrece para cambiar de empleo o ayudar a elegir entre dos opciones.

Con aplicación móvil disponible, se trata de la segunda web de empleo más grande de Estados Unidos, después de Indeed.com, y muestra cerca de 38 millones de reseñas de más de 740.000 empresas, incluidas españolas. Cada mes recibe 50 millones de usuarios únicos. ¿Su misión?: “Ayudar a todo el mundo a encontrar el trabajo y la empresa ideales”. 

Esta ‘startup’, que cobra a las empresas por anunciar sus ofertas de trabajo, vigila lo que se publica en ella. Gracias a ella las compañías también analizan su propio comportamiento y tratan de responder rápidamente a los comentarios.

En esta era digital de transición se presenta como baluarte de la transparencia, porque es una reacción al secretismo obsoleto que siempre ha reinado en cuanto a salarios, entorno laboral, información sobre los procesos de selección y las pruebas que se realizan o preguntas de las entrevistas, beneficios de la compañía, calificaciones de su CEO, cuando lo que prima es compartirlo casi todo y husmear bajo el anonimato de las redes sociales. Incluso se puede acceder a fotos de las oficinas antes de poner un pie en ellas.

Usa una escala de valoración de las compañías que va de 1 a 5, siendo esta última la correspondiente a “muy satisfecho”. El 55% de los candidatos, según Glassdoor dice que reconsidera su solicitud de empleo si la empresa tiene mala prensa. Por ello, el objetivo de las compañías es conseguir una puntuación por encima de cuatro, para figurar entre los mejores lugares para trabajar.

Glassdoor también se somete a su propio método, en el que obtiene un 3,7 (el 3 equivale a un “OK”); el 73% de sus empleados se declara “satisfecho” con su trabajo y la compañía y su CEO tiene un 68% de aprobación.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Y una web que valore los trabajadores? Porque estoy alto de crack en el papel y luego cuando tienen que facturar y hacer ganar la empresa no valen para nada. Os, no se puede hacer porque es fascista tener esto tipo de expedientes, pero lo pueden hacer por las empresas.

Cómorr?? Traducción.

Estoy de acuerdo con Leonardo

Es muy fácil criticar cuando no pones tu nombre. Y en muchos casos no son ni empleados de la empresa, es decir un engaño tipo Tripadvisor.
Lo que es buena idea es lo de la web que valore a los trabajadores. Puestos a valorar se valora a todos!

¡Así+va+España¡+¡Así+va+siempre!

Esto solo demuestra que el ser humano es imbécil sin solución.
1.- Las empresas que le den importancia “colocarán” comentarios sin mayor problema para tapar sus vergüenzas si algún empleado cabreado las ha expuesto.
2.- A empresas como Ryanair les importará una mierda esta web ¿acaso nadie sabe desde sus orígenes cómo trata a sus empleados y sus clientes?, sin embargo su política de precios la hace nº 1 y a la mierda todo, lo demás no importa

Vale uno pone a parir al jefe, a la empresa, al que sea… vale en anónimo. Pero si lo pones anónimo, no habrán reparado en que se puede averiguar la IP de dónde se escribe el comentario. ¿No?

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que los viajes del Imserso podrán arrancar en la fecha prevista?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...









Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies