NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

es, de lejos, el de menor porcentaje del continente

Los hoteleros suizos logran el IVA más bajo a nivel europeo, tan sólo el 3.8%

Se ha adoptado lo que en Francia se denomina la Ley Macron, que prohíbe a Booking exigir a los hoteleros que no bajen los precios en otras plataformas

¿Quién puede conmoverse con el drama de los hoteles del país más rico de Europa? De hecho, nadie termina de creer que en Suiza pueda haber problemas y mucho menos que esos problemas afecten a la hostelería. Que los ricos también lloren no es noticia.

 

leman_suiza

Sin embargo, detrás del aspecto apacible y relajado de Suiza, hay una verdadera batalla de los hoteleros contra todos, que se resume en dos logros de primera magnitud: el más reciente es que el Gobierno suizo ha bajado el IVA a la hostelería al 3.8 por ciento, de lejos el más bajo del continente. Lo segundo es que también en Suiza se ha adoptado lo que en Francia se llama Ley Macron, que prohíbe a Booking exigir a los hoteleros que no bajen los precios en otras plataformas.

 

¿Cómo es que los hoteleros de Suiza tienen que rogar al Gobierno, cuando es un país tan rico?

 

Suiza tiene una de las monedas más caras, por lo que el turismo al país tiene la principal traba que pueda imaginarse: el precio del franco. Salir es fantástico, pero entrar a Suiza es un suplicio. Los viajeros son pocos, afirman los hoteleros, porque el país es extremadamente caro. Pero además, la hostelería clama contra el entorno digital, Booking en concreto, porque les cobran comisiones muy elevadas. Y, además, la oferta suiza tiene mucha competencia en el otro lado de la frontera, sea en el área francófona de Ginebra, en la italiana de Lugano o en la Alemana de Zurich. Por eso los hoteleros suizos se quejan todo el tiempo.

 

Por todo ello, los hoteleros suizos operan un poderoso lobby de influencias que se mueve en Berna, la capital del país y que no sólo ha conseguido el IVA más bajo del entorno europeo sino que además, con retraso sobre Francia y casi al mismo tiempo que en Italia, acaba de conseguir que la ley prohiba las prácticas de Booking, que formalmente prohíbe a los hoteles que contratan con ellos que ofrezcan precios inferiores en otros canales.

 

Pero no todos admiran el poder de presión hotelero. Christine Demen Meier, de la Ecole Hoteliere de Lausanne (EHL), afirma que “los hoteleros no hacen más que llorar. Y olvidan la necesidad de mejorar su oferta, no invierten suficiente”.

 

Ahora que los hoteleros han conseguido sus dos logros más importantes, el Gobierno espera que retorne la calma y que vuelvan a ganar dinero, aunque nada ha aumentado la competitividad del país.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que gigantes como Hotelbeds o Booking alteran las tarifas?

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies