NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Aplican desde hace tiempo sus medidas estrella

Las 3 cadenas 'top' desmontan la propaganda de la ley de Armengol

El gobierno balear busca la división entre los hoteleros, al confundir a los más modestos sobre el verdadero sentir de los grandes
La falta de unidad entre los representantes turísticos es el gran problema que sufre el sector para coger fuerza y los políticos la fomentan

Meliá, Riu y Palladium han sido las tres grandes cadenas en corroborar que desde hace tiempo ya cumplen buena parte de los postulados de la futura Ley de Turismo de Baleares que la presidenta regional, Francina Armengol, presentó en Madrid en la previa de Fitur como una si fuera una revolución.

De hecho, hasta el secretario general de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumos de la UGT, José García, apuntó que Riu y Meliá son algunas de las cadenas que más camas elevatorias tienen implantadas, que es la medida estrella de esta norma.

El CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, ya se había referido a otro punto como el respectivo a la obligatoriedad de cambiar todas las calderas de fueloil, de la que aseguró que no afectaría a ninguno de sus establecimientos ya que no tienen calderas de este tipo, puesto que la mayoría de hoteles ya cuentan con calderas de gas o eléctricas.

Por su parte, desde Riu recordaron que disponen de camas ergonómicas, elevables y con ruedas en Baleares desde 2014, cuando se realizó la reforma del Riu San Francisco, y desde entonces se han ido sustituyendo en todos nuestros hoteles en Mallorca a medida que se han ido reformando.

De su lado, el CEO de Palladium, Abel Matutes, reivindicó que todo lo que se ha incluido en esta nueva ley turística "ya lo tenemos interiorizado" todas las empresas de Baleares, un hecho que facilita todo el proceso y permite que la modernización tenga unos efectos beneficiosos para todos los implicados, a lo que "pocos empresarios pueden no estar de acuerdo".

Así, la mayor cadena vacacional del mundo como es Meliá y la más rentable del nicho como es Riu, unida a la mayor ibicenca como es Palladium, demuestran que los hoteleros llevan años de adelanto en aplicar unas medidas que no han ido exhibiendo con la propaganda política y electoral que anhela el gobierno autonómico.

Armengol, de hecho, para atribuirse el mérito de las medidas implantadas por los hoteleros, ha desplazado a su vicepresidente Iago Negueruela y ha buscado el protagonismo al conceder entrevistas donde ha usado frases, al referirse a la presentación de la ley en Fitur, como que "nos explicamos ante el mundo", "Baleares quiere ser turísticamente hablando el territorio referente en sostenibilidad ambiental", "estamos ante un cambio de paradigma", o "es un cambio de rol enorme".

Ante ello, los análisis periodísticos en la prensa local piden olvidarse "de las declaraciones grandilocuentes y reconocer sin tapujos que solo darán un pequeño gran paso", al tiempo que recuerdan que la nueva Ley de Turismo "no supone un cambio sustancial", y ven como "fatal" la premura para presentarla "porque llega Fitur".

De hecho, aunque el Gobierno balear mantiene que informó a los hoteleros de la nueva ley, los empresarios de la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) argumentan que no conocían la letra pequeña ni los detalles, de igual modo que tampoco los socios de Armengol, como Més per Mallorca y Podemos, por lo que desde el PP han llamado a la ley como "fantasma".

Pero la presencia de los CEOs de Meliá, Riu y Palladium en la presentación de la ley en Madrid ha sido utilizada por la  presidenta balear para citarles directamente y atribuirse su apoyo en entrevistas, donde señala que "son públicas las palabras de Gabriel Escarrer, Abel Matutes y tantas otras voces, es que todo el mundo está de acuerdo en hacia dónde hay que avanzar".

Las terminales que apoyan a Armengol han venido usando estos hechos para transmitir que los citados hoteleros respaldan al actual ejecutivo por el hecho de que no han sido tan críticos como con el presidente Pedro Sánchez por su marginación al sector turístico como única de las grandes industrias españolas sin PERTE para coordinar las ayudas de los fondos europeos.

El gobierno balear y sus apoyos han logrado unidos su meta de atribuirse unas medidas cuya implantación aplican desde hace años los hoteleros, al tiempo que con sus prioridades propagandísticas también han tratado de promover la división entre los hoteleros, al confundir a los más modestos sobre el verdadero sentir de las grandes cadenas.

Los principales hoteleros baleares tiraron de cortesía cuando se referían a la nueva norma ya que no podían criticar lo que ellos mismos vienen aplicando mucho antes que los actos de propaganda política, cuya estrategia busca por encima de todo azuzar la falta de unidad entre los representantes turísticos, conscientes de que es el gran lastre que sufre el sector para coger fuerza.

 


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    3 Comments
    antiguos
    nuevos más valorados
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Impresentables
    5 meses

    Alguien esperaba algo distinto de esta señora? El nivel de esta señora es lo más lamentable que hemos tenido nunca.

    Hoteler com Déu mana
    5 meses

    A mi no me representa ningún forastero o renegado

    ex Smilo
    5 meses

    máximo responsable de turismo en Baleares nunca ha trabajado en turismo. Flipo...

    Noticias relacionadas





    Encuesta

    ¿Qué aerolínea ha llegado en mejor situación al principio del fin de la crisis del Covid?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...





    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies