NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

El boom de la oferta ilegal explica este crecimiento

La era Armengol dispara un 30% el turismo pese a las mismas camas hoteleras

Las islas contaban en 2014 con unas 200.000 habitaciones hoteleras, una cifra que se ha mantenido similar hasta este año
La ocupación media hotelera desde 2014 se ha mantenido igual, mientras se ha disparado el parque de alquiler vacacional

Baleares contaba en 2014 con unas 200.000 habitaciones hoteleras, una cifra que se ha mantenido similar hasta este año, con un leve aumento que ronda los 10.000 cuartos. Sin embargo, la cifra de turistas que en 2014 recibió el archipiélago fue de 15,9 millones, frente a los 20,6 millones de 2019, un año con una cantidad que se espera que sea similar a la de este 2022. Así, el crecimiento desde entonces en la cantidad de viajeros ha sido casi del 30%, concretamente del 29,5 por ciento (El ecologismo admite haber errado en apoyar el alquiler vacacional).

La actual presidenta de Baleares, Francina Armengol, accedió al cargo en el verano de 2015, con la promesa de cambiar el modelo turístico hacia uno de mayor calidad frente al de cantidad, para privilegiar a los más ricos frente al viajero más pobre. No obstante, en estos más de siete años de mandato la cifra de turistas se ha disparado pese a que la oferta reglada de alojamientos se ha mantenido prácticamente estable.

Según los datos oficiales de la comunidad autónoma consultados por Preferente, la ocupación media hotelera en 2014 fue del 74,2 por ciento, mientras que el 2019 fue del 75,7 por ciento, de modo que la oferta de alojamientos que ha tenido que absorber el crecimiento de turistas solo ha podido ser la ilegal del alquiler vacacional que tuvo su boom desde 2015 al calor de Airbnb y que ha tenido la alfombra roja de las autoridades desde entonces (El alquiler vacacional, una plaga por prejuicios ideológicos).

El motivo de esa permisividad, como han reconocido los simpatizantes del gobierno autonómico, es que ese momento se pensaba que dar manga ancha a que se propagase Airbnb iba a perjudicar a los hoteleros, aún sin plantearse si se iba a golpear todavía más al conjunto de la ciudadanía, ya que el modelo de corta estancia "democratizaba el turismo", como reconoció hace unos días el presidente del lobby ecologista GOB, Amadeu Corbera. 

Corbera reconoció su error de entonces puesto que ha traído como principal consecuencia que se haya disparado el precio de la vivienda, ya que una parte del parque de casas que se destinaba a un uso residencial pasó a destinarse al turístico, y las dificultades de acceso a la vivienda para los locales se ha convertido hoy en la principal preocupación de los ciudadanos.

Los privilegios a este tipo de alojamiento persisten como se prueba en que el huésped del alquiler vacacional sigue sin estar obligado a abonar la ecotasa, a diferencia del que se aloja en un hotel. Además, el alquiler vacacional, al hacer un uso turístico en zonas que en los planes urbanísticos están delimitadas para usos residencial, rústicos o industriales, han alterado la convivencia, y desnaturalizado zonas emblemáticas de las ciudades al expulsar a los residentes.

 

La oferta de alojamientos no reglada, al alza

Las críticas a la masificación se han sucedido en las últimas semanas en Baleares entre las propias autoridades que la han fomentado y entre la prensa local, aunque pocos han reconocido que el principal causante de este desbordamiento de recursos como carreteras, aparcamientos o territorio ha sido que la oferta de alojamientos no reglada ha crecido desde 2015 casi tanto como lo que a la hotelera le llevó unos 60 años regularizar, con un proporcional crecimiento de las infraestructuras.

El alquiler vacacional ha gozado con las ventajas de una menor contribución de impuestos en comparación a los hoteleros, así como una menor generación de empleo, mientras se ha conocido que solo existen quince inspectores en Baleares para vigilar las 430.000 camas hoteleras repartidas en poco más de las 200.000 habitaciones que hay en el archipiélago, sin contar las al menos decenas de miles de la oferta ilegal.

Pese a ello, este mismo verano las autoridades autonómicas y sus simpatizantes han venido insistiendo en la necesidad de cambiar el modelo, tras siete años en el gobierno, que se suman a otras dos legislaturas anteriores con 8 años de presidencia de Francesc Antich en la que una de las banderas siempre fue la de reducir al sector y voltear la estructura económica de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera.

 


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    12 Comments
    antiguos
    nuevos más valorados
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Pau
    25 días

    Francina, igual que Carmena, es una "abuelita lobo", es decir, su discurso oficial es que hay que controlar los flujos turísticos, que hay que limitar el número de turistas y dedicarse a los de mayor poder adquisitivo, pero....., sin embargo, ha sido la que ha permitido el aumento de 2 alturas en los hoteles existentes y -lo más grave, gravísimo, es permitir el "barra libre" al turismo vacacional, cortesía de los ecologistas de Més-. En otras palabras, hacen lo mismo que el PP, pero diciendo que no lo hacen. Enhorabuena, guapa!!!

    Pep
    25 días

    Tiempo de rojos, hambre y piojos (para los otros, claro. Para ellos, un progreso fenomenal).

    Pep
    25 días

    Y una cosa más, que se me olvidó: Con el PP y con Prohens, más de lo mismo o peor. Pero, al menos, los peperos no se esconden. Los de Més y de La Psoe son peores porque niegan lo que permiten. Qué triste sino el del ciudadano de Baleares, elegir entre lo malo o lo peor.

    Blas
    24 días

    Mienten más que hablan. Y cobran.

    De Traca
    24 días

    Gobernados por tontitos.

    Juanito errede
    24 días

    Esto del turismo vacacional es una aberración que hay que prohibir. La vivienda sólo para vivienda.

    Pervis
    24 días

    Pero entonces… si esa ocupación hotelera fuese del 100% llegaría a los 20 millones no? Si según menciona el artículo en 2015 había 15 millones de turistas con 75% ocupación, si llegásemos al 100% estaríamos también sobre los 20 millones, por lo tanto no veo nada alarmante estos números.

    PD: ni me creo que la media de ocupación sea la misma en 2019 y 2015 ni el número de viviendas vacacionales.

    Claro
    24 días

    Es ver la cara de este espécimen y entrarme ganas de vomitar. Al igual que ver la cara de todos sus votantes claro…

    Luis Manuel
    24 días

    Pues el PP es totalmente partidario de liberalizar todo este tipo de cosas como ocurre donde gobiernan, asi que al final en este tema se pasa de mal a peor.

    Blas
    24 días

    Falsina, hazte un lifting, que con ese aspecto no vende.

    Yogi
    23 días

    Las turistas en ETVs pagan la eco tax lo mismo como los huéspedes hoteleros.

    Luis
    19 días

    Es negoci es es negoci. No hi ha res pus.

    Noticias relacionadas





    Encuesta

    ¿Ha influido algo en la masificación el auge desde 2015 de la oferta ilegal?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...





    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies