NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

confusión en el sector por versiones contrapuestas

El gobierno socialista y el podemita se contradicen en Turismo

El gobierno socialista y el podemita se contradicen en Turismo. Los ministros del PSOE y las autonomías donde gobiernan han lanzado un plan para estimular el turismo doméstico este verano. En cambio, y al mismo tiempo, los ministros de Podemos aconsejan cancelar la reserva de vacaciones para los próximos meses; y que la apertura de hoteles empezará a final de año, mientras el líder del partido aboga por reducir el peso del Turismo.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había reclamado este viernes a la Unión Europea que tenga al turismo como uno de los focos centrales, pues el turismo un sector “especialmente castigado”por la pandemia del coronavirus ante las medidas de restricción de movimiento para frenar su expansión, por lo que el Gobierno trabajará de “forma especial” y planificada en como proteger a uno de los sectores que aportan mayor riqueza al PIB nacional (La apertura de fronteras dependerá del país de origen).

De su lado, otro líder clave del PSOE como es su secretario de organización y también ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, defendió hace unos días que el Gobierno español ultima un plan para garantizar el futuro de las aerolíneas españolas (El Gobierno tiende la mano a Iberia: “Cuenta con nuestro apoyo”).

Pero en contraste, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y líder de Podemos, aboga por reducir el peso de sector turístico, y argumenta, sobre la reconstrucción económica, que el modelo español no puede depender del sector inmobiliario y el turismo, sino apostar por la transición ecológica y las renovables (El Gobierno aboga por reducir el peso del Turismo).

Respecto a los plazos para apoyar la recuperación del Turismo, el domingo 12 de abril, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, del PSOE, se comprometió en “poner mucho empeño en sensibilizar a la población para que este año consuma España” (El Gobierno avisa: habrá distanciamiento social hasta en las playas).

Sin embargo, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Podemos, declaraba este viernes que estimaba que el turismo, el ocio y la cultura no podrían volver a la actividad hasta final de año, una contradicción que generó confusión al sector turístico y hotelero.  A sus palabras se sumaba el ministro de Consumo, Alberto Garzón, autodefinido como comunista de IU, quien también desaconsejaba este viernes reservar las vacaciones de verano (El Gobierno golpea al turismo: desaconseja reservar para el verano).

Ante estas contradicciones entre los miembros del Gobierno del PSOE y los de Podemos, la Mesa del Turismo que preside Juan Molas asegura que “estamos francamente preocupados por las incongruencias evidentes de los mensajes de los diferentes miembros y portavoces del Gobierno, al que exigimos coherencia, seriedad, unidad y una interlocución activa con el sector turístico para que la reactivación se produzca en los mejores términos posibles” (El Turismo se harta de las “barbaridades” del Gobierno).

También la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav), asegura en la misma línea que “la ministra de Trabajo ha perdido una buena ocasión para estarse callada, porque cuando haces esas declaraciones tienes que basarte en unos datos. Y no lo ha hecho”, y augura que con seguridad que la actividad turística y hostelera podrán estar activas en los meses de verano (La ‘irresponsabilidad’ de miembros del Gobierno indigna a las agencias).

Así,estas contradicciones, confusiones y desorientación se suman a que la desesperación ya cundía en el sector turístico, al ser el más afectado por la crisis del coronavirus y el principal generador de puestos de trabajo en España. Y la desesperación cundía porque ha pasado ya un mes desde que se decretó el estado de alarma, y el Gobierno no ha dado ni una muestra de haber trazado aún un plan amplio de ayuda específica al turismo, al contrario del resto de grandes países, que sí lo han hecho pese a que esta industria no es tan preponderante como en España.

El sector turístico se ha visto perjudicado por estar en un ministerio compartido que reduce la atención de su titular, mientras en el caso opuesto el de Sanidad, que se ha demostrado esencial en esta crisis, se ha visto perjudicado en sus recursos al tener que dividirse en otros dos ministerios más como el de la Agenda Social y el de Consumo para poder dar más carteras a miembros de Podemos.

El PSOE y Podemos dieron en sus acuerdos para el gobierno de coalición una prioridad principal a estar coordinados en la comunicación, pero en materia turística estas diferencias es uno de los terrenos donde más evidentes se aprecian las contradicciones, lo que está generando confusión y desaliento ante la falta de una hoja de ruta que dé esperanza para una amortiguación de la crisis, como sí muestran el resto de grandes potencias occidentales.

El Gobierno, pese a ser España el país con más muertos por coronavirus por habitante y ser donde más sanitarios por habitante también ha fallecido, solo ha reconocido como errores los temas de comunicación, como está padeciendo ahora el Turismo, mientras presume de su gestión sanitaria.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas





Encuesta

¿Debe el Ejército poner vacunas como piden las patronales turísticas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies