NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

“Mi impresión es que todo se exagera”

El CEO de Barceló descarta una “situación dramática” tras el verano

“Estamos en un momento dulce y lo normal es que afloje un poco, pero no soy tremendista”

El CEO EMEA de Barceló Hotel Group, Raúl González, huye del alarmismo creciente que existe en el sector turístico, descartando que se pueda vivir "una situación dramática" tras la conclusión de la temporada de verano. "Mi impresión es que todo se exagera", argumenta.

Pese a que reconoce que "tenemos un problema muy grave de costes", asegura mirar "con cierto optimismo" a la recta final de 2022, así como a 2023. "No soy catastrofista. Veremos una situación más compleja, pero habrá que torearla y hacer los deberes. En 2023 seguro que habrá gente que lo pase mal por tener un activo desactualizado", sostiene.

A pesar de este moderado optimismo, González reconoce que "hay un problema grave" en materia laboral. "No hay manera de encontrar personal. Este va a ser el principal problema del verano: mucha demanda y falta de trabajadores. Pero no solo en hoteles, también está sucediendo en aeropuertos y aerolíneas", señala.

Su previsión es que la cadena rebase en el presente ejercicio los niveles de ingresos prepandemia. "Estamos funcionando mejor y creo que vamos a superar el 2019, teniendo en cuenta que enero y febrero fueron meses muy duros. Estamos en un momento dulce y lo normal es que afloje un poco, pero no soy tremendista", indica.

A su juicio, la inflación disparada "va a afectar al consumo de los hogares, pero hay que ver de qué prescinden". "Creo que la gente tiene tanto deseo de viajar que va a priorizar este apartado. El daño que va a venir va a ser menor que el que se vaticina", predice.

 


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    6 Comments
    antiguos
    nuevos más valorados
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Pay them more.
    8 días

    El problema es que tenéis a los empleados cobrando una miseria. No encontráis personal porque pagáis poco, ya que si pagaseis lo que se merecen también estaríais creando una desigualdad brutal dentro de los equipos, equipos que a su vez ya están quemados por todo lo vivido y porque cobran poco y al final se irán, porque en otros sectores ya se paga mejor o tienen otras ventajas. Vamos, que estáis recogiendo lo que habéis sembrado. Aceptadlo, el mundo ha cambiado, nada volverá a ser como antes.

    Anonimo
    7 días
    Reply to  Pay them more.

    Ojo, que no se paga por el esfuerzo realizado sino por la plusvalía generada. Si esta es tan baja que necesitas miles de trabajadores, la única opción para poder subir sueldos es aumentar la plusvalía generada por trabajador, y esto, puede llevar a situaciones que los trabajadores no quieren. Habría que darle una pensada a eso de "pues dales más pasta", porque suena a la frase apócrifa de "pues que coman pasteles" pero en sentido contrario (aunque igual de estúpida).

    Juan
    6 días
    Reply to  Anonimo

    Tu historieta si que es estupida, normalmente en la hosteleria los aumentos de salarios siempre van a los mismos y no son precisamente los puestos base

    Anonimo
    4 días
    Reply to  Juan

    Correcto, no aumentan el salario a los que no incrementan su plusvalía. Ahora explica por qué el comentario al que respondes es una "historieta estúpida", porque está claro que no has leído "El Capital" ni ningún otro libro que explique (ojo, digo explicar, no justificar) cómo funciona la economía.

    Bernat
    8 días

    Menos mal que hay alguien coherente en el sector y deja la política y sus ideales aparte

    Leonardo Batista
    6 días

    Trabajé en un Barceló en Canarias.
    La negación total de una cultura empresarial sana. Nepotismo, mandos con cero cultura de costes o de dirección, la típica persecución de la mediocridad hacia el talento o los deseos de trabajar, gestión de los recursos humanos desastrosa. Mandos intermedios con círculos de favoritos para blindarse, que terminan creando lideres informales que crean el caos y van en función de sus intereses particulares. Cero formación y superación. Todo se resumía en correr, huir hacia adelante. Solo con hacer las cosas bien y mantener una comunicación con sus establecimientos, controlar sus instalaciones y directivos, quedarse con el personal eficiente y mejor y no permitir que sean explotados y eliminados por los ya fijos que no quieren competencia, podrían optimizar sus instalaciones. Pero será que no probablemente. Cuando un sistema se degrada tanto no admite parches, la solución será la misma sobre explotación del trabajador y el consiguiente aumento de las condiciones negativas dentro de la organización.

    Noticias relacionadas





    Encuesta

    ¿Qué aerolínea ha llegado en mejor situación al principio del fin de la crisis del Covid?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...





    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies