NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Conflicto por temas económicos

Demandas, drogas, alcohol y divorcios en la familia hotelera más poderosa del mundo

Los Marriott, padre e hijo, se llevan a los juzgados, en medio de acusaciones
John, acusado de separarse de la mujer por su padre y tío que son mormones practicantes


Sólo una cosa puede ser más desagradable que un conflicto judicial, un conflicto judicial entre familiares cercanos. Y por asuntos de dinero. No, no quiero hablar de la propiedad de El Corte Inglés sino de la mayor cadena hotelera del mundo, Marriott. Nadie se libra de estos escándalos, ni siquiera los hoteleros más importantes, según explica el Washington Business Journal.
Dos generaciones de los Marriott están metidos en un lío judicial, del que se sabe poco, por los esfuerzos familiares en, al menos, salvar lo que se pueda salvar del buen nombre de la familia.
Hace una semana, lo que sería aquí la Comisión del Mercado de Valores, hizo público que Bill Marriott, que es el máximo responsable de la gestión del conglomerado de empresas, había donado 19,350 acciones. El mismo día, su hijo, John Marriott III recibía estas acciones, como una donación. La Comisión del Mercado no obliga a que quien dona acciones diga a quién las dona. Ni a quien las recibe diga de donde proceden. Pero la operación se pudo seguir porque la cantidad es la misma. El valor de la donación es de un poco menos de los tres millones de dólares.
Esta operación tuvo lugar hace unos días y ocurre después de que en enero, John presentara una demanda contra su padre, Bill y contra su tío, Richard Marriott, hermano de Bill, acusándolos de haber sido excluido de la fundación familiar y de lugares claves de las empresas. Marriott junior pedía indemnizaciones ¡a su padre! Entre lo que exigía en los tribunales, estaba la recuperación de sus derechos en la fundación familiar. Esto incluye recuperar acciones de la compañía.
Más sorprendente es lo que publica otro periódico que dice que la exclusión de John de las empresas tiene que ver con que se separó de su mujer, lo cual no sentó nada bien al padre y al tío, los dos mormones, muy estrictos moralmente. La respuesta de los hermanos a la demanda del pequeño fue mucho más dura incluso: dijeron que la razón por la que fue separado de los cargos eran sus problemas con el alcohol y las drogas.
En Estados Unidos, estas historias se pueden arreglar también fuera de los tribunales y eso parece que es lo que ha ocurrido y lo que hay que leer como trasfondo de la donación de acciones, porque el 23 de abril los litigantes dijeron al tribunal que habían alcanzado un acuerdo extrajudicial y que estaban cerrando los detalles.
Como se imaginan, el asunto se lleva con mucha cautela en los medios de comunicación por varias razones: silencio familiar, por un lado, pero también porque a nadie le gusta incomodar a la familia hotelera más pudiente del mundo, capaz de mover mucho dinero, también en publicidad en prensa.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que debería permitirse el test de antígenos para admitir a turistas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies