NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Conmoción en el mundo del turismo por el mayorista más antiguo

El temor al cierre de Thomas Cook reduce su viabilidad

 

Todos los medios de comunicación de los países en los que opera, Gran Bretaña, Alemania, Escandinavia y Holanda, dedican gran espacio hoy a la crisis casi terminal de Thomas Cook. Su valor bursátil cayó ayer un 40 por ciento a partir ya de un valor marginal, con lo que se puede afirmar que la compañía no tiene valor alguno (Thomas Cook se despeña en Bolsa tras advertir Citigroup que puede quebrar).

Esta crisis genera una segunda consecuencia: los compradores de viajes temen que el tour operador no pueda sobrevivir el verano, razón por la cual es previsible que las ventas vuelvan a resentirse. Por su parte, la gravedad del problema convierte en complicada la ejecución de la venta de la aerolínea, que se encontraba a punto de una decisión. Thomas Cook tuvo la suerte de que, además de Lufthansa, también Virgin Airlines anunció que tenía interés en la compañía, aunque sólo en su rama transoceánica. Thomas Cook tiene 101 aviones en su compañía aérea con bases en Escandinavia, Alemania con la marca Condor, Gran Bretaña y Mallorca, donde hace dos años abrió una sociedad con aviones adscritos a ella.

Ahora la compañía está prácticamente en manos de los analistas bursátiles, que no tienen ningún optimismo sobre la capacidad de la dirección para sacar a la aerolínea del agujero. Ahora mismo, todos los movimientos en torno al capital son especulativos, dado que se da por hecho que la compañía no tiene valor. Varios inversores han admitido que está adquiriendo posiciones en el mercado de bonos de Thomas Cook, obviamente también sin valor, porque esperan que la compañía canjee bonos por acciones.

El dato realmente negativo de sus resultados es que la deuda, ya descontrolada, ha aumentado en los últimos seis meses en 360 millones de libras, lo que supone prácticamente el cincuenta por ciento del valor estimado de la aerolínea, si se vendiera ahora. Con esos resultados tan negativos, los analistas consideran que es difícil pensar en la supervivencia de la compañía.

Thomas Cook cumple estos días los 175 años de antigüedad (aunque su propiedad ha variado notablemente en ese tiempo) sobrevivirá como nombre porque tiene otra compañía, accionarialmente desvinculada, con base en la India, también dedicada al negocio turístico, que está funcionando estupendamente y tiene un gran crecimiento en todo el sureste asiático. El origen de ese segundo Thomas Cook es histórico y mantiene caminos separados desde hace décadas (Ernst & Young pone en duda la viabilidad de Thomas Cook).


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que el ecologismo exagera a veces en demonizar al Turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies