Los funcionarios del aeropuerto de Chennai, en la India, dijeron que comenzaron a sospechar después de escuchar los sonidos provenientes de la bolsa.

“Dice que se suponía que se lo entregaría a alguien en el aeropuerto de Chennai. Lo hicimos esperar, pero nadie vino”, dijo un oficial superior. En cuanto al bebé leopardo, se agotó después de su traumático viaje. “El animal estaba en estado de shock y parecía estar débil”, dijeron los funcionarios del aeropuerto, que alimentaron al cachorro con leche.