NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La feria comienza el lunes

WTMarket de Londres: ambiente pesimista y con la vista puesta en los competidores

El próximo lunes se inicia en Londres la World Travel Market, otrora una de las dos ferias turísticas más importantes del mundo, ahora una de las muchas que hay en el mundo, porque Europa ya no es el único continente en el que los viajes organizados son populares.

La feria de Londres, como la de Berlín y la de Madrid son foros de reunión de los profesionales del sector y, en un segundo nivel, son tribunas para los políticos de diversos países y regiones, para mostrarse como agentes activos en la promoción turística de sus productos.

Lo primero, protagonizado por el sector privado, es verdad. Allí estarán las grandes cadenas españolas vendiendo sus hoteles, contactando con sus clientes, explicándoles sus mejoras, intentando convencer de por qué no van a bajar los precios. Lo segundo, protagonizado por el sector público, será en general un circo. Quizás alguna región pueda presentarse y sorprender con un producto nuevo –Quito, por ejemplo, anuncia que acudirá a Londres para presentar la belleza de Ecuador, lo cual es una iniciativa que probablemente tenga utilidad porque es un destino nuevo, desconocido, atractivo para los británicos, ansiosos de vivir nuevas experiencias.

Pero, en general, para los destinos turísticos tradicionales, la visita a la World Travel Market es exclusivamente un acto para el consumo interno, dedicado a contar en casa que se ha estado vendiendo el producto en el extranjero, aunque no se haya visto a nadie, no se haya mantenido una sola entrevista interesante y no se haya hecho promoción alguna. Esto es lo habitual con la izquierda, con la derecha, en la Península y en los archipiélagos. La presencia de los políticos, que pagan el viaje a una corte de sindicalistas, empresarios y sobre todo periodistas, es absolutamente innecesaria.

De hecho, hagan lo que hagan en esta edición, las ventas del producto español caerán significativamente respecto de lo que ocurrió en 2018 que ya suponía un retroceso sobre 2017, el año récord en visitantes y en precios.

Hoy, los analistas ya tienen un escenario de lo que ocurrirá en 2019, si las cosas siguen como van. A saber.

Primero: la mayor parte de los mercados emisores tendrán un alza en el volumen total de viajeros. Gran Bretaña también. Este aumento será modesto, pero si pensamos que 2018 y 2017 han sido años excelentes, confirma que el turismo se ha convertido en un bien de primera necesidad, prácticamente inelástico ante los vaivenes de la economía.

Segundo: las ventas de vacaciones a España pueden caer hasta un 20 por ciento en cantidad y algo más en precio respecto de este año. Esto es lo que indican las primeras reservas, que apuntan a un fortísimo incremento de las ventas en el Cercano Oriente en detrimento de España. Los precios, obviamente, también sufrirán, pero no será una caída homogénea.

La World Travel Market nos confirmará la dimensión de esta caída pero los políticos viajan precisamente para intentar camuflar estos datos, al menos hasta mayo cuando haya elecciones. En junio y julio ya reconocerán la verdad, porque el impacto para entonces no tendrá importancia electoral. Esto es todo. No habrá absolutamente nada más. Ni un político español se entrevistará con nadie que no hable su idioma, porque el viaje es exactamente un viaje al extranjero pero únicamente pensado para el consumo local en su región y nada más que en ella.

Tercero: todos estarán pendientes de Egipto, Túnez, Chipre, Turquía (sobre todo Turquía) y Grecia, aparte de algún mercado más marginal. Estos son los probables ganadores de la World Travel Market. Pero, hay peros. Esta semana, una mujer hizo estallar un artefacto explosivo en el centro de Túnez, sin víctimas mortales. La noticia, al no haber afectado a un turista, no ha tenido impacto alguno. Sin embargo, para los entendidos, para los expertos en el mercado turístico, falta que uno de estos atentados provoque la muerte de un viajero para que nuevamente toda esta ola de prosperidad en el este del Mediterráneo se caiga a trozos. Este es el gran riesgo del turismo, el tema del que muchos estarán hablando en la World Travel Market. Los mayoristas quieren enviar viajeros a estos países porque los márgenes comerciales son mayores, pero si en plena temporada ocurriera una desgracia, habría que redirigir todo el turismo nuevamente a España, con las complicaciones que generaría algo así.

Como se imaginan, las ferias no se piensan para los políticos. Ese es un mal necesario. Las ferias son para los profesionales. En la World Travel Market los expertos negociarán contratos, compararán estrategias, analizarán tendencias, estudiarán las innovaciones ajenas. Nada que interese a los políticos, por supuesto, sólo preocupados por las elecciones de mayo.

El Grupo Preferente también estará presente en la mayor feria británica, con el envío de una delegación desde España y con la edición de un número especial en inglés para la WTM como viene haciendo en los últimos lustros, en la que recoge los principales asuntos turísticos de actualidad.

El Grupo Preferente es el tercer mayor editor mundial de prensa turística y el primero en castellano gracias a sus marcas Preferente para España –la revista mensual Preferente y el digital líder preferente.com–, REPORTUR para Latinoamérica –el líder en la región con ediciones propias en México, Colombia y Argentina–, y arecoa.com –el líder en República Dominicana.



Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que acabará siendo realidad el aeropuerto Madrid City Sur?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies