Al-Ándalus Expreso

Tren turístico gestionado por la empresa Iberrail. Nació en 1983 aprovechando unos vagones construidos durante el primer tercio del siglo XX. Fue concebido utilizando como modelo el Orient Express. En su interior se dan cita atenciones, decoración y gastronomía, que transportan a los clientes por el túnel del tiempo hasta el ‘glamour’ de la Belle Epoque. Se compone de catorce coches: un coche cocina, dos coches Restaurante, Alhambra y Gibralfaro, un coche Bar Giralda, un coche Salón de Juegos, Medina Azahara, siete coches cama, con una capacidad máxima de 74 pasajeros, a bordo de sus 37 Cabinas Club, un coche de personal y un furgón generador. El tren ha sido cuidadosamente restaurado, manteniendo su decoración original.

Con el patrocinio de: