Cura, Santuario de

Ubicado en el extremo occidental de la montaña de Randa (Mallorca), es el sitio más estrechamente ligado a la figura de Ramón Llull. Durante 1913 los terciarios franciscanos se instalaron allí después de su restauración. Se accede al recinto por un umbral, con una cita de Llull sobre la cual está el escudo franciscano y la media luna luliana, a través del cual se accede a un gran claustro empedrado. La iglesia se encuentra a la derecha de la explanada; los muros laterales están reforzados con tres pilastras y en cada una de ellas hay un reloj de sol de 1668. La nave del templo es larga y estrecha. El presbiterio tiene una imagen de la Mare de Déu de Cura, tallada en piedra de Santanyí, de estilo gótico tardío (siglos XV-XVI) y a cada lado se encuentran las figuras de san Francisco y el beato Ramón Llull. En la sacristía está la imagen del Santo Cristo (siglo XVII) que procede del convento de San Domingo de Palma. En la parte izquierda de la iglesia se encuentra el aula gramática del antiguo Colegio de Cura, fundado a principios del siglo XVI, en la que se alberga un museo luliano. Cerca del santuario se encuentra la cueva donde, según la tradición, Ramón Llull se retiró en 1275 y le fue revelado su sistema filosófico. Es la leyenda de la Mata Escrita, expresada literalmente por Costa i Llobera. Cura tiene la máxima altitud del Pla, por lo que constituye un excepcional mirador de toda esta zona de Mallorca.

 

Con el patrocinio de: