Costa de Cantabria

Litoral situado en la zona central de la costa del Cantábrico. Cuenta con una extensión de 283 kilómetros. El principal atractivo turístico de la zona es su paisaje y su naturaleza privilegiados, con grandes extensiones de hayedos y robledales. Posee magníficas playas de fina arena y calas salvajes: Berria y Comillas, zona de tradición entre veraneantes elitistas; Merón, playa virgen alejada de la masificación; Salvé, Somo, Sardinero, afamadas playas que han convertido a Santander en una ciudad turística de primer orden; La Arena, Rin, idónea para la práctica del surf; Camello, playa artificial que toma el nombre de una forma rocosa; Rosal, Sable de Quejo, en un entorno urbanizado y lleno de bullicio estival; y La Magdalena, la playa más resguardada de la costa.

 

Con el patrocinio de: