Calella de la Costa

Municipio de Barcelona. Fue la localidad pionera del turismo vacacional del Maresme. Ciudad cosmopolita y tradicional ofrece a sus visitantes innumerables terrazas, restaurantes y bares. El núcleo antiguo, característico por sus calles estrechas y rectilíneas, concentra toda la actividad turística. La franja costera comprende unos tres kilómetros de playa. En cuanto a los puntos de interés de la zona destacan la iglesia Arcipestral de Santa María y las capillas de Sant Quirze y Santa Julita. La localidad posee casi 40 hoteles.

 

Con el patrocinio de: