Cabárceno, parque

Santander. Parque natural fundado en 1991 por la empresa de capital público Cantur. El parque, que está repartido entre los municipios de Penagos y Villaescusa, tiene 28 kilómetros de recorrido, ocupa 750 hectáreas de superficie y está enclavado en una antigua explotación minera que lo ha declarado punto de interés geológico-minero por su paisaje kárstico. En perfecta armonía con el paisaje, el lugar protege a mil animales, todos de grandes especies, como el elefante blanco, oso pardo, rinoceronte blanco, hipopótamo, jirafa, león, tigre de Siberia, leopardo, lobo, ciervo, jabalí, etcétera, en condiciones de semilibertad. El lugar también ofrece la posibilidad de practicar deportes como el senderismo, la bicicleta o la pesca de la trucha, ya que existen dos lagos en el interior del recinto. El parque cuenta con una exhibición de animales exóticos, tres restaurantes-cafetería, parque infantil y complejo hostelero. Recibe unos mil visitantes al año.

 

Con el patrocinio de: